La letra de esta canción, y muchas otras más, las encontrarás traducidas al español en Letras-traducidas.net ¡No dejes de escribir algún comentario en ellas, que toda aportación será bienvenida!

Fall at your feet – Crowded House

Pertenciente al disco Woodface, de 1991, es el único tema del mismo que escribió el cantande de Crowded House, Neil Finn, en solitario. El resto las coescribía con su hermano Tim.

Estoy realmente cerca esta noche
y me siento como si me moviera dentro de ella.
Echado en el parque
y pienso que estoy empezando a conocerla.
Déjalo ir.
Estaré ahí cuando llames.

Y cuando caigo a tus pies,
dejas caer tus lágrimas sobre mi
cuando toco tu pausado dolor.

Ahora te estás escondiendo de mi.
Hay algo de por medio de lo que estás hablando.
Palabras que no suenan bien.
Pero las oigo moverse dentro de ti.
Vamos, estaré ahí cuando llames.

Y cuando caigo a tus pies,
dejas caer tus lágrimas sobre mi
cuando toco tu pausado dolor.

El dedo acusador ha girado y se apunta a sí mismo.
Y estoy más que dispuesto a ofrecerme yo mismo.
¿Quieres mi presencia o necesitas mi ayuda?
Quién sabe a donde lleva todo esto.

Me caigo.
Cuando caigo a tus pies,
dejas caer tus lágrimas sobre mi.
Cuando caigo.
Cuando caigo.

I'm really close tonight
And I feel like I'm moving inside her
Lying in the dark
An' I think that I'm beginning to know her
Let it go
I'll be there when you call

And whenever I fall at your feet
You let your tears rain down on me
Whenever I touch your slow turning pain

You're hiding from me now
There's something in the way that you're talking
Words don't sound right
But I hear them all moving inside you
Go, I'll be waiting when you call

And whenever I fall at your feet
You let your tears rain down on me
Whenever I touch your slow turning pain

The finger of blame has turned upon itself
And I'm more than willing to offer myself
Do you want my presence or need my help
Who knows where that might lead

I fall
Whenever I fall at your feet
You let your tears rain down on me
Whenever I fall
Whenever I fall

No soy un traductor especializado, pero sí lo suficiente como para entender una buena letra. O al menos, traducirla. Aunque a veces podré cometer errores, o no enterarme del todo de lo que quiere transmitir el autor. Pero ese es el problema que tiene traducir textos a veces tan personales. Juan Peribáñez

Publicado en Pop Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*