La letra de esta canción, y muchas otras más, las encontrarás traducidas al español en Letras-traducidas.net ¡No dejes de escribir algún comentario en ellas, que toda aportación será bienvenida!

Más ideas para componer música

Encontré este artículo sobre composición musical, y como está en inglés, y como esto es una página de traducciones, y como trata sobre música, os lo traduzco por si os puede interesar. Ya había escrito otra entrada sobre el mismo tema, pero como se trata de algo bastante subjetivo y abierto a muchas ideas, nunca está mal aportar nuevas cosas. Por cierto, en el artículo original, dice 5 trucos, y yo lo he dejado en 4. El motivo es porque los dos últimos me parecían iguales, y los he fusionado.

 

Vale, sabes tocar la guitarra. Has estado practicando, mucho, o tal vez poco, pero consideras que es lo suficiente como para intentar dar el salto a la composición. Existen varios caminos para ello, unos más difíciles que otros. Hay músicos a los que les resulta más fácil, y otros que encuentran un verdadero muro a la hora de enfrentarse a esta tarea, pero creo que podríamos resumirla en 4 pasos básicos en los que es obligatorio pensar antes de empezar:

  1. ¡Sé creativo! Intenta hacer algo diferente al resto. Con ello abrirás una ventana a un montón de oportunidades para ti mismo. No solo desarrollarás rápidamente tu propio estilo, sino que además mejorarás tu oído. Si estás en un escenario, en una fiesta con unos amigos, en un local de ensayo o por tu cuenta en casa, pronto comenzarás a divertirte tú mismo añadiendo tu propio toque personal, no solo a tus propias composiciones, sino también a las versiones que puedas tocar. No debes tener miedo de ningún género musical. La gente suele tener uno o varios favoritos, en base a los cuales girará todo lo que se les ocurra. Pero eso no deja de ser una limitación que terminará por hacer repetitivo su estilo. En la variedad está el gusto. No tengas miedo de hacer mezclas de varios géneros diferentes. Además, es buena idea mezclar también distintas técnicas a la hora de tocar la guitarra.
  2. Graba tus ideas. Esto es algo importante. Seguro que más de una vez se os ha ocurrido algo que sonaba genial, y al cabo de unas horas, a pesar de haber estado pensando en ello efusivamente, para memorizarlo, cuando tratáis de plasmarlo en la guitarra o el instrumento que vayáis a utilizar, no suene igual, porque se os habrá olvidado ciertas partes que lo hacían especial. Una grabadora portátil o el mismo móvil, tarareando en ella, si hace falta, os puede ser muy útil. Lo mejor de todo es escribir la composición, ya sea con el método clásico, lápiz y papel, y escribir la partitura, o con herramientas de software, tipo Guitar Pro o algo parecido. Aun así, puede que después esa idea la desestiméis, pero quedará guardada, y quien sabe si meses o años después la volvéis a encontrar, y ya os convenza más.
  3. Escribe cuanto más, mejor. No pares. Conseguirás elaborar toda una librería personal de composiciones con las que luego poder trabajar en estudio o en directo. Es una forma muy efectiva no solo de mantenerte activo, sino de progresar e ir mejorando. Las primeras que hagas, quizá no suenen muy perfeccionadas, pero con el paso del tiempo, saldrán cosas mejores.
  4. Disfruta de lo que haces. Si tienes pasión por la música, y quieres comenzar a crear la tuya propia, debes tener claro que ello implica esfuerzo y trabajo. Unas te costará más que otras, tanto sacar la idea principal, como luego arreglarlas para ir dándoles forma, pero es algo con lo que debes estar a gusto, porque el resultado será un reflejo de ello. No te des por vencido si te quedas atascado en una parte que es complicada de la composición. Déjala para más tarde,  y quizá cuando vuelvas luego, haya aparecido la chispa necesaria para completarla.

Y sobre todo, finalmente, piérdete en la propia música. Es el único lugar donde disfrutarás estando perdido.

Fuente: Ultimate-guitar.com

 

No soy un traductor especializado, pero sí lo suficiente como para entender una buena letra. O al menos, traducirla. Aunque a veces podré cometer errores, o no enterarme del todo de lo que quiere transmitir el autor. Pero ese es el problema que tiene traducir textos a veces tan personales. Juan Peribáñez

Publicado en Composición Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*