La letra de esta canción, y muchas otras más, las encontrarás traducidas al español en Letras-traducidas.net ¡No dejes de escribir algún comentario en ellas, que toda aportación será bienvenida!

She came in through the bathroom window – The Beatles

Menuda historia tiene esta canción detrás. En realidad hay dos, una muy detallada, y la otra no tanto. Esta última cuenta que Mike Pinder y Ray Thomas, miembros fundadores de The Moody Blues, otro grupo de la época de The Beatles, víctimas también del acoso de las groupies, le contaron a Paul McCartney como una de ellas había entrado en su casa por la ventana del baño. Acto seguido, Paul sacó con ello el material suficiente como para componer el tema que luego incluirían en el disco Abbey Road. La historia más detallada, es notablemente diferente. The Apple Scrufs fue un grupo muy organizado de admiradoras de los Beatles. Un par de ellas, contaron que la letra estaba inspirada en un suceso con ellas como protagonistas. Al parecer, dos productores musicales, bastante mezquinos, les pagaron una buena suma para que se metieran en la casa de David Crosby, uno de los miembros de otra banda de la época, The Byrds, porque al parecer en ella había una cinta con la grabación de la que sería la nueva canción de The Beatles, banda con la que mantenían amistad hasta ese punto. El tema en cuestión, que no había sido hecho público todavía, era "A day in the life", y la intención era sacarle una copia, volver a dejar el original en su sitio, y emitir en una radio musical la primicia, sin contar con el beneplácito de los Beatles. Pero esto era información que las chicas no sabían por completo. Como dice la letra, entraron por la parte trasera, dejando demasiadas evidencias en la casa de su ilegal estancia, como huellas en el suelo (había llovido) o volver a colocar la cinta en su sitio, pero no en la misma posición en la que estaba. Incluso la puerta delantera sin cerrar, para que cuanto tuviesen que volver, no necesitasen volver a saltar por la ventana. El caso es que poco después, se enteraron de que el verdadero motivo de la misión, era el soborno por parte de los dos productores a la emisora de radio, como pago para que emitieran a uno de sus grupos musicales en antena. El problema gordo vino después, cuando la discográfica de The Beatles los metió en un apuro al descubrir que una canción que no se tenía que emitir hasta semanas después, andaba sonando por ahí. Paul McCartney en persona tuvo que volar desde Londres hasta Capitol Rercords para arreglar las cosas. Evidentemente, las groupies se sintieron estafadas, pero el dinero, bien que lo aceptaron. A ellas hace referencia la parte que dice que "había sido una bailarina", ya que ese era uno de sus trabajos en los locales de Sunset Strip. Las frases "I knew what I could not say" y "protected by a silver spoon" hacen alusión a la poca repercusión mediática que tuvo el asunto, debido en parte a su buena posición social y económica, que supieron tapar: "conocía lo que no podía decir y estaba protegida por mi alta alcurnia (cucharillas de plata)". Cuando dice lo de "Sunday's on the phone to Monday, Tuesday's on the phone to me", se refiere a alguien llamado Sunday, que era una especie de detective, quien había informado al productor Billy Monday sobre el asunto de la filtración. Este, a su vez, habló con una actriz americana de la época que se llamaba Tuesday Weld, que sabía que era amiga de Paul McCartney, para que le contara lo sucedido al Beatle. Menuda telenovela, ¿no?.

(Voy a salir ahora,
ha ha ha,
wow, mira)

Ella entró por la ventana del baño,
protegida con su cuchara de plata.
Pero ahora se chupa el dedo y se hace preguntas
en el banco de su estanque particular.

¿Nadie se lo contó?
¿Nadie lo vió?
Domingos al teléfono hasta el lunes.
Martes al teléfono conmigo.

Me dijo que ella siempre había sido bailarina.
Trabajaba en 15 clubs al día.
Y aunque pensaba que yo tenía la respuesta,
bueno, yo sabía lo que no podía decir.

Y salí de la comisaría.
Y conseguí un trabajo estable.
Y aunque intentó con fuerza ayudarme,
podría robar, pero no atracar.

¿Nadie se lo contó?
¿Nadie lo vió?
Domingos al teléfono hasta el lunes.
Martes al teléfono conmigo.
Oh, sí.

She came in through the bathroom window
Protected by a silver spoon
But now she sucks her thumb and wanders
By the banks of her own lagoon

Didn't anybody tell her?
Didn't anybody see?
Sunday's on the phone to Monday,
Tuesday's on the phone to me

She said she'd always been a dancer
She worked at fifteen clubs a day
And though she thought I knew the answer
Well I knew what I could not say.

And so I quit the police department
And got myself a steady job
And though she tried her best to help me
She could steal but she could not rob

Didn't anybody tell her?
Didn't anybody see?
Sunday's on the phone to Monday,
Tuesday's on the phone to me
Oh yeah.